Categoría: Opinión

#OpiniónLVDP | IRENE PALLARDÓ

✍🏻 IRENE PALLARDÓ (@IrenePallardo) | Mediaset

El Valencia CF Mestalla no ha dado la talla. Ha culminado una temporada muy deficiente, más bien la peor de su historia. Ha sido el peor filial de toda España con solo dos victorias que suponen el descenso a 3ª RFEF, lo que equivale a la quinta división.

¿Esto se veía venir? Sí. Al comienzo de la temporada quizás no se esperaba que el desenlace fuese el que todos conocemos, pero en febrero ya se divisaba. Estas historias empiezan mal desde el principio y, en este caso, con una mala planificación. El filial ha echado de menos a jugadores que tuvieron que migrar al primer equipo sin ser relevantes en el dibujo de Gracia. En invierno llegaron los refuerzos, pero cayeron en saco roto. Llegó febrero y mis compañeros de “Factoria Paterna”, Javi Morell y Salva Gomis, me pidieron que diera mi opinión sobre el equipo en su programa. Coincidió con el día en el que C.Tangana sacó su disco y me llamó la atención la canción “Ingobernable”, que empezaba así: “No me vale con mis buenas intenciones, no me vale con mis buenas acciones”. ¡Me recordó tanto al momento por el que pasaba el Valencia Mestalla! No les valía nada de lo que hacían porque tenían que ganar partidos y llevaban una victoria de dieciséis. Olía desde lejos. Al final han sumado dos victorias, doce empates y doce derrotas.

¿De verdad ha sorprendido el descenso? No. El arbitraje no les ha acompañado durante todo el año, en absoluto. Óscar tampoco ha sabido dar con la tecla, decía que les faltaba eficacia y nunca solucionó ese problemón, entre otros. Y los jugadores, muy jóvenes la mayoría, pecaron de inexperiencia en la boca del lobo. Ha sido un efecto dominó que ha ido arrasando con todo con el paso de los meses. 

¿Y ahora qué? Para la Academia del Valencia CF implica un golpe durísimo. El primer equipo, en situaciones tan críticas como la que está viviendo, necesita nutrirse de su cantera. Que el Mestalla vaya a jugar la próxima temporada en quinta división dificulta que haya jugadores con el nivel que exige LaLiga. El salto es abismal. Ojalá el nombre del Valencia CF pese más en una futura balanza y armen una plantilla que salga del pozo. Manos a la obra desde ya.

 

📸: Valencia CF

#OpiniónLVDP | NACHO SANCHIS

✍🏻 NACHO SANCHIS (@sanchis14) | Diario AS y À Punt

Lo cierto es que la temporada del Valencia CF Mestalla en cuanto a resultados ha sido decepcionante. Es evidente que en un filial hay que tratar de ir más allá de los propios resultados,  pero más obvio parece que se debe comenzar un análisis de la temporada señalando la pésima clasificación en la tabla que ha hecho el conjunto de Óscar Fernández.

A partir de ahí, debo reconocer que esta temporada he visto cosas que nunca había contemplado en un partido de fútbol y lo cierto es que la moneda en cualquier acción equilibrada siempre ha caído contra los de Mestalla. La falta de experiencia y la apuesta por una juventud muy clara ha supuesto un peaje que el equipo no ha podido superar, especialmente si hablamos de los aspectos cancheros en los que siempre se ha visto superado. Por otro lado, también hay que señalar que el equipo ha cometido los mismos errores durante toda la temporada: goles a balón parado, diluirse al primer contratiempo, ponerse por delante y relajarse… Algo que no debe suceder, pero no se ha podido reparar.

A partir de ahí, si la puesta del club ha sido por la formación, creo que lo justo es analizar la formación. Bajo mi punto de vista, Óscar Fernández ha logrado que muchos de los integrantes de la plantilla hayan experimentado un crecimiento reseñable. Pese a que a muchos todavía les falta, el cambio de hace nueve meses a hoy se ha podido ver sobre el terreno de juego. Me quedo con la evolución de Fran Pérez, Pablo Gozálbez, Jesús Vazquez, Facundo González y Joseda Menargues,  pero también podría hablar de otros jugadores que me han gustado. 

Para mi, si la puesta del club sigue siendo por la formación, tanto Óscar como el VCF Mestalla en sí aprueban; si nos basamos en resultados, evidentemente es un suspenso como la copa de un pino.

 

📸: Valencia CF

De sensaciones no vive el fútbol

Soy un poco iluso porque -muy en el fondo- quiero creer que, algunas veces, se cumple el dicho de “mientras haya vida, hay esperanza” y que el Valencia CF Mestalla va a ser capaz de darle la vuelta a su -agónica- situación en estas tres jornadas, pero es que sus números en la Primera Fase me devuelven a la -cruda- realidad de un plumazo: colistas del Subgrupo B del grupo 3 con tan solo una victoria en 16 partidos disputados. De verdad que quiero ser optimista porque, en cuanto a sensaciones, los chicos de Óscar Fernández se lo han ganado, pero la situación actual no invita a serlo.

 

 

El filial valencianista ha remado contracorriente desde el inicio de campaña, ha competido frente a todos sus rivales y ha merecido -mucho- mejores resultados, pero se ha acabado quedando con la miel en los labios en demasiadas ocasiones. Evidentemente, con estos resultados, lo que llevamos de temporada no puede ser catalogado de otra forma si no de auténtico fracaso.

Un suspenso rotundo para un VCF Mestalla que, sin que sirva de excusa, se ha visto mermado por la mala gestión deportiva del club y que ha sufrido una “perrería” arbitral tras otra en forma de diversas expulsiones -sin ser un equipo agresivo- y jugadas envueltas en polémica que siempre han sido perjudiciales para el Mestalleta.

 

 

Óscar Fernández, técnico del filial, lo destaca constantemente en las ruedas de prensa posteriores a los partidos: “Estamos cerca de todo, pero no llegamos”. Es un resumen perfecto para un equipo que, por sus méritos partido tras partido, no debería estar -prácticamente- abocado al descenso de categoría. O incluso dos consecutivos en caso de no remontar en la Segunda Fase. Pero, por desgracia, en el fútbol no se consiguen puntos gracias a las sensaciones. Ese ha sido el debe del VCF Mestalla.

 

📸: Valencia CF

El 1×1 de la primera vuelta del VCF Mestalla

✍🏻 JAVI MORELL (@JMorell_) | RADIOESPORT VALENCIA

 

1. Unai Etxebarria: Guardameta que se ha ganado la titularidad a base de grandes actuaciones, un seguro bajo los palos del Puchades. Nota: 8

2. Xavi Estacio: El lateral no ha gozado de la confianza de Óscar Fernández, con Guillem Molina, Joseda y la vuelta de Marc Ferris hay una gran competencia en el lateral derecho. Nota: 5

3. Jesús Vázquez: Potencia al servicio del carril izquierdo, en edad juvenil ha sido un fijo en los onces cada fin de semana. Nota: 6

4. Edu Mingotes: El central llegado desde Zaragoza este mercado estival, y tras una larga lesión, no ha gozado de muchos minutos más allá de la titularidad en Orihuela. Nota: NS/NC

5. Guillem Molina: El defensa más polivalente de la zaga del filial, acostumbrado a entrenar a diario con el primer equipo, ha actuado en las 4 posiciones de la defensa. Nota: 7

6. Adri Gómez: El capitán del barco, la figura encargada de cortar cada ataque rival, un pilar fundamental en el centro del campo para Óscar. Nota: 8

7. Carlos González: No se ha consagrado en el XI titular, pero siempre es uno de los cambios. Nota: 5

8. Carlos Pérez: Futbolista llamado a tener más importancia de la que está teniendo actualmente, habitual recambio en el centro del campo. Nota: 5

9. Fran Navarro: El hombre gol, uno de los máximos goleadores de la categoría, la referencia de este Valencia Mestalla. Nota: 9

12. Marc Ferris: Lastrado por las lesiones, apenas ha podido disputar 62´minutos. Nota: NS/NC

13. Emilio Bernad: Titular en la primera jornada, pero la irrupción de Unai Etxebarria hizo que no haya vuelto a tener minutos. Nota: NS/NC

14. Stéphane Emaná: Fichaje que sembró alguna duda en su llegada, pero se ha ganado la titularidad como acompañante de Fran Navarro gracias, sobre todo, a su brega y su aportación física. Nota: 6

15. Joseda Menargues: Lateral derecho titular en gran parte de esta primera vuelta, serio defensivamente y valiente en el ataque. Nota: 6

 

 

16. Kevin Sibille: Central de sangre caliente, se ha erigido como el referente de la zaga del filial. Una primera vuelta muy completa. Nota: 8

17. Noha Ndombasi: No ha contado para Óscar, pues ha sido el único jugador de la plantilla que no ha disputado ningún minuto. Nota: NS/NC 

18. Facu García: Centrocampista de luces y sombras, aguerrido a nivel defensivo y con buen manejo de balón. Ha dejado destellos de que todavía puede ofrecer algo más a este equipo. Nota: 5

19. Koba Koindredi: Habitualmente convocado con el primer equipo, cuando ha estado en el filial ha ido directo al XI. Otro futbolista que todavía tiene potencial para mostrar una mejor imagen. Nota: 6

20. Pablo Gozálbez: Futbolista diferente, con calidad a raudales, le está costando arrancar en su primer año en la categoría, pero es indispensable para Óscar. Nota: 6

21. Nacho Muñoz: Arrancó como titular en el extremo izquierdo, pero se fue diluyendo y perdiendo protagonismo con el paso de los partidos. Nota: NS/NC

22. David Ruíz: Apenas dos encuentros ha jugado debido a las lesiones. Nota: NS/NC

26. Iván Muñoz: Comodín defensivo para Óscar. Arrancó como lateral y también ha jugado como central zurdo. Una lesión le privó de disfrutar más minutos. Nota: 5

27. Fran Pérez: Otro futbolista en edad juvenil, no consigue asentarse en un once inicial, pero es un cambio habitual con su faceta de revulsivo. Nota: 5

28. Pedro Alemañ: No ha gozado de protagonismo a lo largo de la temporada, también mermado por una lesión que le ha hecho estar fuera prácticamente la mitad de los partidos. Nota: 5

29. Hugo González: Futbolista que con el paso de los encuentros va aumentando sus prestaciones y se va adaptando a la categoría, pero da la sensación de que todavía no hemos visto su mejor versión. Nota: 6

33. Facu González: Central revelación, asentado en los onces titulares pese a sus 17 años, central de garantías y futuro. Gran envergadura y buena salida de balón. Nota: 7

Ent. Óscar Fernández y su cuerpo técnico: Le está sacando partido a una plantilla muy joven en una categoría muy difícil y con futbolistas físicamente superiores en muchos casos. Pero la realidad es que una sola victoria hace que haya que pedirle algo más. Nota: 6

 

📸: Valencia C.F.

Sensaciones encontradas en el Puchades al acabar la primera vuelta

✍🏻 JAVI MORELL (@JMorell_) | RADIOESPORT VALENCIA

Cumplida la primera mitad de la temporada, la realidad es que el equipo dirigido por Óscar Fernández deja un sabor agridulce como balance general en los 9 partidos disputados hasta la fecha. Un Valencia Mestalla de luces y sombras que ha ido de menos a más en cuanto a sensaciones, pero no en cuanto a resultados. Es cierto que el objetivo de salvar la categoría estaría cumplido, pero la realidad es que el filial valencianista solo ha sumado una victoria en toda la primera vuelta.

La Segunda División B es una categoría muy competitiva para formar a los futbolistas jóvenes que están llamados a formar parte del primer equipo en los próximos años, y para el Valencia Mestalla cada año es un reto el hecho de mantener la categoría. La plantilla, junto con el cuerpo técnico, está respondiendo con creces pese a su juventud, es cierto que solo ha obtenido una victoria, pero por juego y ocasiones este equipo ha merecido sumar los tres puntos en varias ocasiones, pero la falta de eficacia le ha penalizado.

 

 

Hay que ensalzar la imagen de un equipo que pierde cada fin de semana a varios hombres importantes, no por lesión, si no como efecto de una mala gestión deportiva por parte del primer equipo que hace que varios futbolistas con ficha del filial tengan que completar las convocatorias de Javi Gracia.

La impresión que deja el equipo es que solo puede ir a más, con el paso de los partidos y la adaptación de los jóvenes futbolistas a la categoría, sumado al buen hacer y la experiencia del cuerpo técnico, son motivos para continuar ilusionado, para creer que en esos partidos donde el Valencia Mestalla estuvo cerca de conseguir la victoria la balanza acabe de decantarse para el lado del conjunto “ché”.

 

📸: Valencia C.F.

Año nuevo… planificación vieja

El filial valencianista no pasa por su mejor momento y no parece que la secretaría técnica vaya a cambiar su forma de trabajar con el segundo equipo del club ché, por lo que tocará sufrir para que los pupilos de Óscar Fernández consigan salvar la categoría esta temporada.

Desde que el VCF Mestalla disputara el playoff de ascenso a Segunda División, en el que se quedó a las puertas al no conseguir pasar del empate en Albacete, la directiva del club ha parecido olvidarse del primer equipo de la Academia valencianista, viéndose obligados a salvar la categoría siempre ‘in extremis’ y sin dar el rendimiento que la afición espera del equipo, que no es otro si no el de nutrir al primer equipo con jugadores que cumplan las expectativas. Curro Torres dejó el club ché tras no lograr el ascenso y, desde entonces, ningún entrenador ha sido capaz de dar con la tecla, principalmente por falta de efectivos que den el nivel necesario, en la mayoría de veces por falta de experiencia en los integrantes de la plantilla, que pasan directamente de División de Honor Juvenil a Segunda B, muchas veces teniendo incluso edad juvenil todavía.

 

 

Ese salto de categoría de forma tan chocante no beneficia en absoluto a los jugadores, que necesitan un periodo de adaptación mucho mayor que en otras academias. Es por eso que en muchas ocasiones el Mestalla ha necesitado las incorporaciones de invierno para lograr la permanencia, como se dio en el año del centenario. Y parece que esta temporada se repetirá la misma fórmula de intentar arreglar en invierno lo que no se planificó bien en verano, pues la plantilla del filial valencianista está descompensada al haber una gran mayoría de jugadores todavía en edad juvenil, siendo estos además pieza clave en el once, y pocos veteranos que ayuden a su desarrollo futbolístico. Que sí, que es un filial y es lo normal, pero -creo- se peca de exceso de bisoñez a la hora de llevar el tempo de los partidos y, por ello, se han perdido varios puntos. 

La pasada campaña el Valencia Mestalla ya miró al descenso de cerca, pero se vio beneficiado por la pandemia provocada por la COVID-19, puesto que la Federación Española eliminó los descensos y las promociones de descenso -en la que se encontraban los de, por entonces, Chema Sanz-. No obstante, el pasado verano no se cambió la forma de trabajar en cuanto a incorporaciones, alegando una falta de recursos económicos, dejando así una plantilla un tanto limitada a Óscar Fernández, que tendrá que continuar ingeniándoselas para conseguir salvar los muebles.

 

📸: Valencia C.F.

Adiós al 2020: rozando el cataclismo en Paterna

✍🏻 VICENT BURGUETE (@VicentBurguete1) | MUNDO MESTALLA | tvcf_academia (Instagram).

 

2020 se ha despedido y, por lo tanto, se ha acabado el año regular menos regular de todos. El VCF Mestalla cierra un año marcado por la pandemia y por la incertidumbre, pues terminó salvando la categoría debido a que, a falta de diez jornadas para el final, se paró la competición. De no haber sido así, existía la posibilidad real de volver a la Tercera División española tras 9 años en la división de bronce, ya que los de Chema Sanz estaban en posición de ‘Play-Out’.

 

 

A pesar de los malos resultados y la dinámica tan negativa que siguió el filial durante el año, la responsabilidad de esta dañina situación no estuvo en la plantilla, si no en la deplorable gestión que se da desde los despachos y, en consecuencia, en los banquillos. Bien es cierto que Óscar Fernandez, entrenador del filial a día de hoy, está realizando un trabajo excelso y le ha dado un notable lavado de cara al equipo, pues el conjunto juega de una forma muy distinta a la que jugaban los de Chema Sanz y parece que la imagen del filial valencianista es buena, pero el gran problema es que, así como solamente se han cosechado dos derrotas ligueras, las victorias no llegan, pues el VCF Mestalla solamente ha logrado sumar los 3 puntos en un encuentro. Ante este gran inconveniente, en el contexto de la primera mitad del año con Chema Sanz en el banquillo y con grandes incendios entre la directiva y la afición ‘ché’, no habría optimismo; en cambio, con Óscar Fernández y su gran cuerpo técnico, sí existe ese positivismo que no se dejó ver la temporada pasada y que tampoco se vislumbra en el primer equipo. 

Precisamente el primer equipo es uno de los motivos por el que la plantilla del filial se ha visto «debilitada», pues con la «Meriton Youth Policy» jugadores que eran claves en el esquema del Mestalla como Vicente Esquerdo, Yunus Musah, Cristian Rivero o Koba Koindredi trabajan a día de hoy con dinámica de primer equipo sin apenas disputar encuentros con el equipo de Paterna. La «Meriton Youth Policy» es la política que Meriton trata de poner en marcha con el proyecto de cantera que se intenta llevar a cabo desde este pasado verano.

 

 

A pesar de que los responsables quieren hacer ver que se apostará por los jóvenes talentos que tenemos en la Academia por una cuestión deportiva, mucha gente piensa que este «proyecto» se debe a una cuestión económica tras la gran crisis que atraviesa el club. Lo cierto es que con la salida de personas como Jorge López (director deportivo) y la salida de diferentes personas encargadas del ‘scout’ no se observa una apuesta correcta por este proyecto de cantera. Fruto de este proyecto en el que se apuesta por un modelo de cantera, hasta ocho jugadores [Joseda Menargues (02), Facu Gonzalez (03), Hugo González (03), Fran Pérez (02), Jesús Vazquez (03), Pedro Alemañ (02), Iván Muñoz (02) o David Ruíz (03)] han saltado a un primer plano en el Valencia Mestalla teniendo edad juvenil, esto les posiciona como algunos de los grandes talentos de la Academia valencianista. 

Para finalizar, espero que el cuerpo técnico liderado por Óscar Fernández y Miguel Ángel Vilafaina nos dé grandes alegrías junto a la plantilla en este 2021. La afición sabe que la satisfacción llegará con este gran grupo de profesionales y de jóvenes talentos.

 

📸: @ObjetivoMestalla / Valencia CF

Balance 2020: negativo

Un año con tintes muy negativos. El Valencia CF Mestalla cierra un 2020 en el que se logró salvar del descenso “gracias” a la pandemia del COVID-19, puesto que la temporada se cortó a diez jornadas para el final y el equipo dirigido -por aquel entonces- por Chema Sanz se encontraba en zona de play-out a la Tercera División.

 

TEMPORADA 19/20TEMPORADA 20/21
Entrenador: Chema SanzEntrenador: Óscar Fernández
10 partidos: 5 empates y 5 derrotas8 partidos: 1 victoria, 5 empates y 2 derrotas
16º: 26 puntos de 84 posibles6º (de 10): 8 puntos de 27 posibles
Media edad plantilla: 22’17 añosMedia edad plantilla: 19’74 años

 

Con todo el terremoto vivido en el Valencia CF, el cambio de gestores y las múltiples salidas, el Valencia Mestalla y la cantera se vieron, evidentemente, afectados. Las salidas de varios de los scouts, del propio Jorge López (director deportivo), del Jefe de los Servicios Médicos (Toni Giner) y la “promoción” de Chema Sanz para formar parte del cuerpo técnico de Javi Gracia, la estructura deportiva y técnica del filial valencianista se vio mermada. A todo esto, hay que añadir la situación económica que atraviesa el club ché y que, por supuesto, afecta al filial. Afecta porque en el primer equipo no se ficha en verano y varios futbolistas del filial suben al primer equipo (Rivero, Guillamón, Centelles, Esquerdo, Yunus, etc.) y otros se marcharon en busca de nuevos rumbos (Jordi Escobar, Pascu, Adri Guerrero, Álex Carbonell, etc.). por lo tanto, el Valencia Mestalla se ve afectado al tener que subir juveniles a la plantilla que compite en Segunda División B.

Comentaba toda esta situación porque, a raíz de esta, se reorganizó la idea que llevaba el club con la cantera y se trató de potenciar o de brindar un protagonismo superior a La Academia en el club. Bien por necesidad o por obligación.

 

EL PROYECTO CAMBIÓ A PRINCIPIO DE 2020

 

 

Con el “nuevo proyecto”, el Valencia Mestalla se rejuveneció y apostó por el talento que hay en Paterna. Juveniles como Jesús Vázquez, Joseda Menargues, Facu González, Hugo González, Fran Pérez, Pedro Alemañ y David Ruiz son algunos de los más habituales en los onces de Óscar Fernández en esta presente temporada 20/21 y algunos como Jesús, Hugo, Pedro o Fran, ya han debutado con el primer equipo en pretemporada o en la Copa del Rey. Con el “nuevo proyecto” también ha llegado al VCF Mestalla un cuerpo técnico que tiene toda mi confianza. Hablamos de dos formadores de éxito y que están sabiendo, poco a poco, sacar partido de una plantilla inexperta en 2ªB pero con un grandísimo talento. La progresión está siendo evidente, el Valencia Mestalla mejora en sensaciones y en resultados y acabó el 2020 con una dinámica claramente ascendente.

Ojalá en 2021 siga esta proyección y el Valencia Mestalla de Óscar Fernández y Miguel Ángel Villafaina sepa mantenerse en una situación cómoda de la tabla y, por qué no, escalar puestos en la clasificación aprovechando que no hay presión ninguna para ello. Por último, al 2021 también le pediría que trajese algún refuerzo de experiencia en 2ªB para poder desatascar los partidos con picardía y veteranía. 

 

📸: Valencia C.F.

Fin a un año para olvidar

✍🏻 PAU PARDO (@PardoD_) | Cronista de Superdeporte.

 

El año que está a escasas horas de concluir ha tenido más turbulencias que momentos de estabilidad para la entidad de Mestalla. La espiral de autodestrucción del primer equipo ha arrasado con todo y ha acaparado el foco mediático. Y a su sombra no puede quedar el difícil año que ha vivido el filial debido a la mala gestión por parte del club, que lleva temporadas armando plantillas poco equilibradas y teniendo que remar a contracorriente en el mercado de invierno para salvar la papeleta. 


El COVID ha sido un drama humanitario y económico para la sociedad y los clubes de fútbol, pero tengo pocas dudas de que el parón que propició en las categorías no profesionales salvó al Mestalla del descenso al que parecía abocado. El equipo era incapaz de ganar partidos y poco a poco se hundía en los puestos de abajo sin visos de cambio ni muestras de reacción. Solamente resignación mientras en las altas esferas repetían (y repiten) el manido mantra de la Youth Policy y parapetan todas sus torpes decisiones en algo que suena muy bien: “Proyecto de Cantera”. Que suena muy bien, pero que no entienden, porque si lo hicieran nunca pondrían a los jóvenes en la tesitura en la que los están poniendo y los dejarían crecer desde la tranquilidad, no desde la presión de cargar con una responsabilidad que no les corresponde.

 

 

Con la competición de regreso, la reestructuración de las categorías ha alumbrado un formato de Segunda ‘B’ que deja poco margen de error debido a su brevedad y lo dramático que podría llegar a ser caer en descenso, pudiendo alcanzar el quinto escalafón de nuestro fútbol (Tercera División). Quizás el año en que más planificación deportiva se necesitaba, el equipo anda cojo de fondo de armario y adolece de algo más de veteranía. 

Y en medio del temporal: Óscar Fernández. Seguramente el clavo ardiendo al que agarrarse, un entrenador de la casa, con una probada capacidad para trabajar con la juventud y un libro abierto en el apartado táctico. El filial valencianista, aunque ha seguido pagando la ternura y la bisoñez, ha crecido en las jornadas previas al parón de la mano de varios ajustes por parte del técnico, que se postula como la gran esperanza blanquinegra para el año entrante.

 

📸: Valencia C.F.

El «ilusiómetro» a tope

Confío ciegamente en Óscar Fernández. Confío ciegamente en su cuerpo técnico; en su segundo Miguel Ángel Villafaina, en su preparador físico Ricardo Da Silva, en su entrenador de porteros Unai Alba, en sus analistas Guillermo y Marc, en sus fisios Juan Carlos y Pascual, en la nutricionista Nuria, en el psicólogo Emilio, en el delegado Arroyo “Chato” y en el utillero “Viti”.

Además, me ilusiona el mix de juventud, talento, experiencia y competitividad que han logrado montar como si de un puzle se tratara. Se podría decir que el “Ilusiómetro” está a tope, se podría decir también que hay mucho hype entorno a esta plantilla que competirá en una novedosa 2ªB.

 

PROBLEMAS: DESARMADOS AL MERCADO

Por otro lado, durante este verano he tenido muchas dudas de cómo se acabaría cerrando la plantilla. El trabajo se ha llevado a cabo tarde, sobre la bocina y muchas veces teniendo que descartar las primeras opciones porque la situación financiera del club y el propio mercado lo impedían. Óscar Fernández pidió refuerzos la primera semana: un portero, dos centrales, un mediocentro, un banda izquierda y un delantero centro (que serían dos si se concretaba la salida de un Jordi Escobar que ni estaba ni se le esperaba). Prácticamente la totalidad de los fichajes llegaron con la pretemporada empezada y bajo el asombro de los protagonistas. Protagonistas como el propio Óscar Fernández, el cual se implicó en los fichajes para reforzar su plantilla.

Apoyándose en el criterio de Unai Alba, fichó a Unai Etxebarría (sin equipo), y en el del resto del cuerpo técnico para, desde el consenso, traer a Mingotes (cedido), Sibille (sin equipo), Facu García (cedido) y Stephane Emaná (sin equipo).

En mi opinión, en una situación de economía de guerra en el club, los refuerzos son -sinceramente- lo mejor a lo que podía acceder el club. Me consta que el cuerpo técnico está contento e ilusionado con la plantilla que ha quedado y por mi parte estoy totalmente convencido de que le van a sacar el máximo provecho para que los más jóvenes sigan creciendo y mejorando.

 

 

FILOSOFIA: CUANTO MEJOR COMPITES, MEJOR FORMAS

Esta es una frase que se me quedó en una entrevista con Curro Torres. Él pensaba que cuanto mejor compites, cuantos más duelos ganas, cuanto más arriba estás, mejor formas a tus futbolistas. Y yo añado: “Y más si van a aspirar a jugar en el Valencia CF, donde no valen las medianías”. Y eso es lo que voy a pedir al equipo. Que ganen. Que son muy buenos. Que tienen muchísimo talento. Que tienen un cuerpo técnico que, si lo escuchan y obedecen, les sacará lo mejor que llevan dentro. Que deben tener la mentalidad ganadora que me consta que les inculca el cuerpo técnico día a día.

La plantilla tiene una media de edad que ronda los 20 años. De todos ellos, sólo unos pocos (por estadística) tendrán la opción de llegar al primer equipo, otros tantos tendrán la opción de llegar al fútbol de élite y otros tantos de competir en el fútbol profesional. De su ambición, trabajo y humildad depende.

Yo en su lugar no echaría por la borda 10-15 años de exigencia y trabajo constante para llegar a donde están ahora. Les queda un escalón, o dos, para cumplir su sueño. Tienen que aprovecharlo. Tienen que dejarse ayudar.

 

UN ACIERTO: UN VETERANO POR LÍNEA

Esta es una idea que ya funcionó en el Valencia Mestalla tiempo atrás. Es una medida para equipos “nuevos” y jóvenes que necesitan de la experiencia de jugadores que conocen la categoría. En mi opinión, un acierto total.

 

 

Pero, ¿por qué se necesita un “veterano” por línea? Porque en el VCF Mestalla cada temporada hay un equipo nuevo, lo cual imposibilita la formación de un bloque sólido y que, por tanto, los jugadores crezcan y mejoren juntos. En esta temporada 20/21 hay un jugador por cada línea (portería, defensa, centro del campo y ataque) que equilibra la balanza. En la portería está Unai Etxebarría (24), en defensa Edu Mingotes (24), en el centro del campo Adri Gómez (26), y en la delantera Stephane Emaná (26). Además, jugadores como Marc Ferris, Kevin Sibille, Carlos González o Fran Navarro que tienen 22-23 años, y que ya conocen perfectamente la categoría de bronce, deberán aportar su granito de arena.

Todo esto ayudará a que los talentos más emergentes crezcan en confianza, en experiencia y en una competitividad sana que les hará mejorar como futbolistas.

 

LA OPORTUNIDAD: CONTEXTO CLAVE

Todos sabemos la situación por la que está pasando el fútbol y más en concreto el Valencia CF. Este contexto de dificultad debe ser para los canteranos una oportunidad de demostrar que lo que se cría en Paterna tiene sus frutos y que pueden servir al primer equipo. Esta temporada estamos viendo como Cristian Rivero, Hugo Guillamón, Vicente Esquerdo, Yunus Musah y Álex Blanco están asentados en el primer equipo, y como otros canteranos como Guillem Molina, Pedro Alemañ, Hugo González o Koba Koindredi han tenido sus oportunidades.

Esto debe ser un aliciente para tratar de sacar todo el provecho posible de una situación, complicada para el club, pero clave para los canteranos.

 

Soñad que no tenéis techo.

 

📸: Valencia C.F.