El VCF Mestalla mejora tras el cambio de molde

Encadena el Valencia CF Mestalla una buena dinámica de cuatro encuentros sin conocer la derrota y enlaza dos victorias consecutivas. Casualidad o no, una inercia positiva que coincide con un cambio de sistema por el que el filial valencianista gana en alternativas, aunque Miguel Ángel Angulo lo hace en dolores de cabeza a la hora de elegir su alineación titular por la cantidad de futbolistas que pueden ‘adaptarse’ a una nueva posición para encajar y ganarse un hueco en la nueva alineación.

Con tal de darle una vuelta de tuerca a la situación, el VCF Mestalla ha hecho probaturas y cambios. Uno de ellos es más que notable: su disposición sobre el terreno de juego. Parece que el filial valencianista ha dejado a un lado el habitual y asentado 4-3-3, formación que ha acostumbrado a disponer sobre el verde Miguel Ángel Angulo en las dos temporadas y media que lleva al frente del banquillo del VCF Mestalla, para dar paso al novedoso 5-3-2 que alineó el técnico asturiano varias semanas atrás.

La realidad es que el resto de equipos habían estudiado a fondo al filial valencianista y parecían tenerle cogida la medida a un VCF Mestalla ‘previsible’, es por ello que Miguel Ángel Angulo y su cuerpo técnico -en consenso con la plantilla- pensaron que el cambio de sistema podría lograr sorprender a sus rivales. De momento, así ha sido. Con la intención de “hacerse fuerte” por dentro en la zona defensiva y dar “libertad” por las bandas, sobre todo lejos de Paterna y durante el tramo en el que atravesaron el ‘Tourmalet’, el nuevo sistema parece haber llegado para quedarse.

 

Un sistema en el que los jugadores del filial valencianista, tal y como señaló el propio Miguel Ángel Angulo al ser cuestionado sobre ello, “se sienten más estables y cómodos” porque en defensa evitan las transiciones rápidas del rival gracias a la línea de tres centrales y, también con ello, acumulan gente por dentro que les hace tener más balón, amén de ser más profundos por bandas gracias a dos carrileros que llegan a línea de fondo, lo que permite además tener mayor presencia en área rival al haber más futbolistas con opción de remate implicados en los ataques.

Ya dijo el técnico asturiano del VCF Mestalla que quería que su equipo fuera “muy versátil” y que sus jugadores “puedan adaptarse a diferentes posiciones” con tal de ser más imprescindibles y difíciles de defender. Dicho y hecho, porque son varios los jugadores que se han tenido que ‘reconvertir’ para tener un hueco en el XI: Isma Santana y Marco Camus (que venían siendo extremos) como carrileros, Pablo Gozálbez y Martín Tejón alternando la zona de creación/tres cuartos de campo con estar muy cerca del área contraria o Declan Frith y Hugo González actuando como punta de lanza sin ser delanteros.

Lo cierto es que Miguel Ángel Angulo y su cuerpo técnico han acertado porque, tras cuatro jornadas, el cambio ha sido muy positivo. Desde que el VCF Mestalla cambiara su formación, sorprendiendo a propios y extraños, en el José Rico Pérez de Alicante, el filial valencianista ha puntuado en todos los partidos (4) que ha disputado: dos empates (0-0 vs Hércules CF y 3-3 vs CE Europa) y dos victorias (3-2 vs RCD Espanyol ‘B’ y 0-6 vs CF La Nucía) que les han hecho escalar hasta la 8ª plaza, estando ahora con 4 puntos de ‘colchón’ sobre el play-out y el descenso.

 

 

📸: Valencia CF.

Compartir en RRSS